Las palabras pierden sentido cuando se dicen sin intención. Son como palabras vacías. Se vuelven frases dichas de manera casi autómata. Sin embargo, cuando se les cambia el sentido y no sabes lo que significan pero comprendes la intención a partir del sonido y la intención, es cuando la palabra vuelve a cobrar vida. Este es un ejemplo de poema fonético que habla sobre el amor.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…