Los Serranos es una de las comarcas menos conocidas por el gran público. En la frontera que une la provincia de Valencia con Castellón y Teruel esta comarca cuenta con algunas de las rutas más hermosas que puede recorrer un senderista.

Los trece integrantes del grupo de senderismo que se dieron cita en Calles el pasado sábado han iniciado esta marcha de 16 kilómetros que une las poblaciones de Calles y Chelva. Es la llamada Ruta del Agua, un precioso recorrido por abruptos cortes en la roca por los que se cuela el río Tuejar y otros afluentes dejando un paisaje impresionante de acantilados, cortes y pasarelas que deja al excursionista con la boca abierta a cada paso.

Siempre bordeando el río Tuejar los senderistas han podido descubrir la belleza de este paisaje agreste relacionado con el agua y las fuentes que, por esta época, brotaban a pleno chorro.

En esta ruta destaca, además, el paso por los túneles excavados en época romana que sirvieron en el pasado para transportar el agua desde estas sierras hasta Sagunto (otros estudiosos dicen que hacia Lliria). Atravesar estos canales cubiertos en parte de agua ha sido una experiencia inolvidable para los senderistas.

Pero si el paso por estas cavernas artificiales es impresionante la salida ante el majestuoso acueducto romano de la Serrada no lo es menos. Esta obra de ingeniería hidráulica y los canales que conducían el agua hasta la costa suman casi 30 kilómetros excavados a pico y pala en estas paredes de dura roca. Es imposible no detenerse un momento para disfrutar de la experiencia e inmortalizarla en fotos.

La llegada a Chelva por sus huertas es todo un placer y recorrer las estrechas calles del barrio árabe, que se conservan en un estado excepcional otro auténtico lujo. El agua, como no podía ser de otra forma, está presente en todo el recorrido con numerosas fuentes.

Tras reponer fuerzas los excursionistas del Colegio Oficial de Enfermería de Castellón han iniciado el regreso hacia calles siguiendo el cauce del Tuejar.

En el camino una visita a los miradores que hay sobre el río nos ha permitido conocer otro túnel, este de gran longitud, que esconde el paso hacia algunas de las mejores vistas de la ruta.

Tras esta corta visita a la playa de Chelva y los miradores el Grupo ha seguido el camino haca Calles en lo que ha sido un auténtico paseo de relax junto al cauce del río. Estos últimos cinco kilómetros han sido un auténtico regalo para los pies más cansados y un placer para la vista y el oído. El colofón a esta caminata intensa y llena de experiencias ha sido la llegada a Calles.

Ahora, tras el merecido descanso el Grupo de senderismo del COECS ya prepara la que será su siguiente aventura. G. Ferrándiz/COECS.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…