EL GORDO FRITANGUERO
Crónica

Producido por
Estudio Perfer - 2013
Con
Jaime Silva & Gordo Fritanguero
Crónica
Carlien Van Viegen
Cámara
Oscar Perfer
Música
Chicha Libre - Pop Corn Andino

Bogotá Colombia

© 2013
estudioperfer.com

Copyright 2012

América del Sur en cuatro ruedas

Como viajar un año entero en la linda América del Sur en tu propia casita de cuatro ruedas, con menos de 4.000 dolares en el bolsillo­.

Cada día una nueva aventura. Estar libre. No trabajar. Aprender nuevas cosas. Conocer gente. Imposible? El creativo Jaime Silva vive su sueño. Ya ocho meses está en el camino con su mejor amigo El Gordo Fritanguero, que lo llevó – casi gratis – desde Chile a traves de Perú a Ecuador y Colombia. El secreto? El Gordo funciona con aceite vegetal reciclado.

Detrás de las gafas
Nos encontramos con Jaime en la esquina de una calle en Bogotá, cuando estamos inspeccionando su auto: 99% ACEITE VEGETAL RECICLADO. Una aparecencia fuerte; una barba de canas de la vida, ropa de viajar, zapatos de caminar y unas gafas negras (en la noche). ‘Les explico!’, y abrio entusiasmado el capó para explicarnos como funciona. Cuando salió su voz dulce y sacó las gafas - dejando salir unos ojos azules suaves - nos dimos cuenta que el dueño de este auto era un hippie Chileno muy vacano.

Quien no le ayudaría?
Consiguier el aceite no es tan difícil. ‘Simplemente entro restaurantes y pregunto si les sobre aceite usado. La mitad de veces tengo suerte. También tengo algunos patrocinadores: dos universidades me regalaron 300 litros.’ Como se sentiría, andar en un auto lleno de aceite, nos preguntamos. Luego, cuando Jaime estaciona su pedazo de arte movil en frente de un semaforo, de repente me da ganas de papas fritas. O son hamburguesas que huelo? No solo es el olor a comida, también papas y hamburguesas reales llegan a Jaime. Todo el mundo lo quiere tener en su mesa y lo quiere conocer. Una ciclista golpea en la ventanita. ‘Su auto conduce con aceite?!’ Aperece una sonrisa grande en la cara de Jaime. ‘Asi es todo el tiempo.’

En casa
La vida en el Landrover es rica; hay un estufita y las sillas de atras forman la cama. Uno fuma, brinda, hace el amor y comparte historias en esta casita calida. Amigos viejos y nuevos han viajado en el El Gordo y han dejado sus marcas/huellas. En el momento de partir él era completamente pelado, ahora está lleno de arte. Pinturas de manos de diferentes nacionalidades en el exterior de las puertas, souveniers de diferentes lugares del mundo por dentro de ellas - juntos forman su carácter tan especial.

Conectarse con el mundo
‘El Gordo me da la oportunidad de conectarme con la gente, con el mundo. Es la belleza de él, la que genera que empiecen a hablarme. Tenemos una química muy buena, el Gordo y yo’, se rie. ‘Juntos atraemos mucha gente, rica y pobre. A traves de él encontré muchos amigos, aprendí mucho, pude escuchar a historias lindas y compartí partes de mi viaje. Estoy muy agradecido por esto.’

Viajar está en la sangre
Como surge la idea de hacer un viaje así? ‘Siempre he sido el viajero de la familia. Los últimos cuatro años solo vuelvo a casa para ganar plata para poder seguir viajando. Mientras tanto he estado en 28 países, en todos los continentos salvo África. Hice dedo, dormí en casas de gente, todo casi sin plata. Descubrí que no necesito mucho. Un día conocí a un Gringo que me contó entusiasmado sobre conducir con aceite reciclado. Descubrí que realmente no es difícil. Todo el mundo pensaba que estaba loco. Loco o no, aca estoy en Bogotá, después de 8 meses vagando en aceite!’

Libertad
‘Se dice que en la vida tienes que escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo. Yo he plantado este árbol. Crece cada día. Esta manera de vivir me hace joven, estoy lleno de energía. Mucha gente me dice que me envidian. Les parecen muy valiente que dejé todo, hasta ‘mis seguros’. La única cosa que es seguro es que vamos a morir. Si tengo que morir ahora, moriré feliz. Y que es “todo”? Yo tengo todo lo que necesito, estoy satisfecho. Antes de viajar siempre estaba estresado. Gané bien, pero mi salud sufrió. Ahora estoy libre. Más feliz que nunca.’ Miedos? No los tiene. ‘De que tendrá miedo? Ya no necesito preocuparme sobre cosas materiales. La libertad no tiene precio. Estoy free as bird.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…