Causa mapuche mediante, el VW Polo de Sergio fue quemado. Es verdad, el auto era una mierda, pero al menos andaba. En fin. Sergio Recabarren, una víctima más del lumpen pirómano que se disfraza con la orden del día.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…