Fui invitado a almorzar un exquisito platillo de mariscos en un paisaje que sólo Dios puede crear, desde la brisa, el mar y el sol; y lo mejor de todo es la compañía de las personas
Invitado por Christine, Saúl mi hermano y su esposa Vilma

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…