Ornella iba camino a su trabajo, y como de costumbre agarro el atajo para llegar más rápido, de pronto por la pista en medio de varios perros, había uno que llamó su atención. Era Trapos, casi no podía caminar y se tambaleaba, de seguro si no lo rescataba hoy no estaríamos contando esta hermosa historia.
Trapos es un perrito dulce y bonito, solo que la mala vida le a pasado factura.
En unos pocos meses trapos será otra vez ese perro sano y hermoso, y estará listo para dar compañía y amor del bueno.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…