España es un país de camareros, entre otras cosas porque somos una de las primeras potencias del mundo en turismo. Esa es nuestra mayor industria y deberíamos destinar nuestros esfuerzos en innovación y también en formación a este sector y a sus múltiples servicios auxiliares.
Contamos con la ventaja competitiva de que el clima y la ubicación geográfica privilegiada no se pueden deslocalizar. Sin embargo, y hasta que nuestra cocina despuntó a nivel mundial, la hostelería era considerada como de segundo nivel a la hora de enfocar una carrera profesional.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…