Cada año, en otoño, cientos de miles de aves protegidas son capturadas y mueren en los más de 1.500 paranys y barracas ilegales que se distribuyen a lo largo de las comarcas de Castellón, norte de Valencia, sur de Tarragona y parte de Aragón.

Esta modalidad tradicional de caza está prohibida por diferentes leyes, pero se sigue practicado gracias a la tolerancia de las autoridades locales y al respaldo de los partidos políticos, que anteponen la defensa de una cruel "tradición" practicada por unos pocos al deber de conservar la biodiversidad y el patrimonio natural de todos.

Vídeo © SEO/BirdLife-Natura HD, 2011

Agradecimientos: CONDOR Filmproduktion Berlin (condorfilm.de/)

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…