El Salvador ha retrocedido tanto en los últimos años, que ha alcanzado los niveles más bajos dentro del continente americano. Las argollas de poder caracterizadas por amigos, familiares, cómplices y oportunistas ha generado un gobierno de incapaces, todavía en detrimento de las necesidades que ya tenía el país. El nivel de endeudamiento es preocupante. El país necesita salir a flote, es urgente prosperar y dejar atrás a esos personajes políticos que ya han hecho demasiado daño. El gobierno no es la fábrica de dinero de los corruptos ni la Asamblea Legislativa es un lugar para que cualquiera en turno atropelle el marco legal nacional.
Estimados compatriotas: piensen bien su decisión, porque los hechos ya han dicho mucho.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…