En 1610 tuvo lugar en Logroño un auto de fe en el que la Inquisición española procesó a cuarenta vecinas acusadas de ser brujas de Zugarramurdi y condenó a doce de ellas a morir en la hoguera (cinco de ellas en efigie por haber muerto con anterioridad). Las ejecuciones se basaron en la mayor parte de los casos en testimonios basados en supersticiones y envidias que eran poco o nada fiables.

En 2013 el alma de estas mujeres se manifiestan en una casa de la Plaza Gonzalo Cantó, dándose cita para celebrar un "akelarre" todas las brujas existentes desde Zugarramurdi a Alcoy, cuenta la leyenda que estas brujas descuartizaban los cuerpos de los hombres y animales para hacer sus pócimas y sus conjuros...este año, al ser año impar, la tradición es descuartizar "BORREGOS" y pegarse un gran festín.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…