Cuando uno madura se le exigen mayores responsabilidades
y un poco más de compromiso. La madurez te alienta a reconocer la necesidad de hacerte cargo de las decisiones tomadas a lo
largo de la vida y asumir las consecuencias de las mismas,
en realidad en ese asumir reside la autentica
bendición de la que nos hemos estado escondiendo. Tal acto de
discernimiento y de responsabilidad te ofrece el gran regalo de
recuperar tu Poder Personal.

textos extraídos del libro:
Los Peluches de Dios II
( La disolución del Ego )

lo puedes encontrar en:
eraestelar2012.com/libros.html#marcalibros

Nuestro blog:
nueva-gaia.blogspot.com.es/

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…