El último suspiro hacia la calma
un tono de quietud.
Extensas praderas de océanos,
reflejado en el cielo tan inmenso
como su mirada.
Su inimaginable pupila frente a mi.
Dándome la sonrisa innegable en mi calavera.
Quitándome el aliento
Caliente en mi pecho.
Y mi corazón clama más travesías en los sueños
Alzarme sonámbulo del cementerio al valle.
Compuesto por gusanos y cipreses.
Ignacio Palop

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…