La sanidad pública española carece de planificación y requiere de una gestión más eficiente. Así lo afirmaron los expertos del sector de la salud que participaron en la última sesión del Club de Debate que titulada «El modelo de gestión de la sanidad, ¿público o privado?». La mesa redonda contó con la asistencia de Manuel Civera, jefe de Inspección de los Servicios Sanitarios del Departamento de Salud de Sagunto; Pedro Gil, director del Hospital Nisa Rey Don Jaime de Castellón, y Jesús Picazo, presidente de la Asociación Profesional de Médicos y Titulados de Valencia.

Civera afirmó que se intenta justificar el cambio del modelo de sanidad pública aprovechando la coyuntura de la crisis económica y amparándose en la supuesta ineficiencia de la sanidad pública. «El sistema público puede ser eficaz siempre que el gestor tenga habilidades y experiencia en la gestión sanitaria. Lo que no se puede hacer es mezclar factores que no sean estrictamente profesionales», señaló.

Según Civera, es necesario aplicar herramientas de gestión empresarial, hacer uso del marketing interno e interactivo y realizar planes de comunicación. Así mismo, abogó por descentralizar la gestión de los hospitales; motivar al personal sanitario y aumentar su participación en la toma de decisiones además de potenciar instrumentos de evaluación, control y seguimiento de los procesos sanitarios para poder aplicar medidas correctoras.

Por su parte, Pedro Gil señaló que los dos modelos, público y privado, tienen que convivir y no se pueden separar. En este sentido citó algunas de las vías de colaboración entre ambos sectores como por ejemplo el mutualismo, las concesiones o los conciertos para dirigir prestaciones sanitarias o derivar pacientes en lista de espera.

Así mismo, Gil destacó la falta de planificación como uno de los graves defectos del sistema en el ámbito nacional. «Se necesita una planificación nacional pero también autonómica. Todavía no nos hemos puesto de acuerdo ni en las vacunas que tenemos que poner a nuestros hijos», puso como ejemplo. Así mismo, en la línea del doctor Civera, señaló que «no importa si la gestión es privada o pública, lo que necesitamos son buenos gestores y profesionales y evaluar los resultados».

Finalmente, Picazo hizo referencia a los intereses cruzados entre la administración, los profesionales y los pacientes. «Se ha degradado la asistencia pública sanitaria a pesar de la evolución técnica debido a la gestión política de la sanidad y la deshumanización de la profesión» apuntó. En este sentido abogó por un sistema sanitario que apunte hacia la humanidad. UJI.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…