Guatemala es el país más peligroso del mundo para los sindicalistas. Trabajadores de la salud pública que denuncian la corrupción o exigen sus derechos laborales están siendo atacados y asesinados.

La Internacional de Servicios Públicos ha iniciado una gran campaña de solidaridad y encabezó una delegación sindical internacional que se reunió con dirigentes del gobierno de Guatemala pidiendo que tome medidas inmediatas para poner fin a la violencia contra los sindicatos y sus afiliados/as y garantizar el respeto de las vidas y los derechos legales de los trabajadores en Guatemala.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…