El turf –es decir, Las carreras de caballos- es uno de los deportes más antiguos del mundo. Hace 2.700 años los griegos competían sobre caballos montados en los antiguos Juegos Olímpicos, aunque fueron los romanos quienes las convirtieron en el mayor espectáculo del mundo al introducir las carreras de cuádrigas en el Círco Máximo.

Los ingleses dieron el paso definitivo cuando regresaron de las cruzadas con veloces semetales árabes que, durante siglos, cruzaron con yeguas autóctonas de las islas: la suma de velocidad y resistencia tuvo como resultado el purasangre inglés, un atleta abosoluto.

A lo largo del siglo XVIII las apuestas se popularizaron en todo el país, se celebró la primera edición del Derby de Epsom y el turf se extendió por el resto del viejo continente. En España la primera carrera oficial de caballos tuvo lugar en 1835 en la madrileña Alameda de Osuna.

Prácticamente desde entonces –y con la salvedad del infausto periodo 1996-2004- Madrid ha albergado carreras de caballos en los hipódromos de la Casa del Campo, Aranjuez, el Paseo de la Castellana y La Zarzuela, que comenzó a contruirse en 1934 y fue inaugurado en 1941.

El recinto, de cuya reapertura están a punto de cumplirse diez años, celebra carreras durante diez meses al año y está declarado Bien de Interés Cultural por su singular arquitectura. Se da la paradoja de que la mayoría de los madrileños ni siquiera lo conoce.

Música:Roman Ram Lobashkov - Destiny

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…