Estos versículos representan un paréntesis donde Pablo detiene la argumentación para hablarles del corazón. Aquí está hablando no Pablo el teólogo, sino Pablo el pastor. Revelando así lo que hay en el corazón de un hombre llamado al ministerio pastoral.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…