(Ver artículo complementario en español y portugués: otramerica.com/causas/ametralladoras-helicopteros-desarrollo/3106
See complementary article in English lab.org.uk/machine-guns-and-development)

Militares y policía federal, fuerzas de orden públicas, declaran estar en el terreno como elemento de protección de los investigadores de estas empresas. Éstos, a su vez, se encuentran en las comunidades para realizar los estudios económicos, sociales y ambientales previos a la licencia de la obra; los resultados de estas investigaciones son, en esencia, secretos. Las empresas que contratan los estudios se reservan el derecho de publicar el informe de viabilidad que mejor consideren, y no es de extrañar que nunca sea más que un mero trámite. Como nos confirmó una de las biólogas en el lugar, los investigadores, por contrato, también tienen prohibido interaccionar con los habitantes del lugar o la prensa, y representantes de la empresa velan porque así sea. En algunos momentos, cabía preguntarse si los militares estaban haciendo algo más que proteger a los técnicos. ¿Qué justifica el despliegue de fuerzas militares en una tierra pacífica? La información oficial machaca las palabras "desarrollo" y "energía", y repite como un mantra toda una lista de los beneficios que estos emprendimientos traen a las poblaciones locales. Este discurso de bondades infinitas no deja de contrastar con las ametralladoras y las lanchas rápidas, o con las incursiones nocturnas realizadas en algunas aldeas indígenas

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…