¿Qué es una mujer? ¿Qué es un hombre? ¿Qué es ser mujer y qué varón? A alguien tal vez estas preguntas le parezcan baladíes pues de una obviedad, se diría, apenas se puede hablar. Sin embargo sabemos que estas cuestiones están en la médula de nuestra sociedad, de nuestra contemporaneidad y lo que es más, no por tratarse de materia conocida, parecen menos palpitantes. Nuestro mundo está claramente obsesionado con el sexo, con la sexualidad y con los valores que machaconamente atribuimos a mujeres y hombres como dos esferas separadas. La creciente equiparación de ambos sexos en distintos terrenos ha producido un aflorar abrupto de la violencia contra las más débiles. El poder masculino se siente amenazado y responde con brutalidad.

Dicho esto, y al menos desde el surgimiento del pensamiento queer, las verdades adquiridas sobre los sexos son un poco más dudosas. Esto se produce con la publicación de Gender Trouble ("El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad") de Judith Butler (1990) que propone un alejamiento de las identidades fijas y que aboga por una movilidad fluida en los cuerpos y los sujetos.

Con METAMORFOSIS, una propuesta en la que se combina el dibujo y la manipulación de imágenes por ordenador, se plantean algunos pasos para que un cuerpo de anatomía masculina se someta a procedimientos que cuestionan la supuesta hombría, a saber la introducción de un tampón por el ano, la depilación de las axilas y el maquillaje facial. Estas dos últimas actividades parecen haber alcanzado ya al llamado "metrosexual", un varón, urbanita de pro y aficionado a lo estético y al cultivo de la belleza, pero en cambio el juego de penetración del inviolable ano tiene consecuencias más profundas en particular en los heterosexuales que han hecho de su orificio posterior un tabú intocable.

Pero METAMORFOSIS va más allá. El título alude al proceso de cambio en el cuerpo con miras a lograr estados intersexuales (con el uso de la hormonación...) entre lo considerado propio de la hembra y del macho (biológicamente hablando). En este vídeo el cuerpo del artista se mueve y danza al son de músicas electrónicas experimentales mientras juega a hacer poses y fintas de ocultación/exhibición del pene. El perfil del cuerpo, por duplicado, aparece recortado dotándolo de irrealidad y de un sesgo tecnológico. Se trata a la postre de una performance sin contexto pues el artista se agita, contonea y esgrime los genitales inscribiendo su carnalidad sobre un fondo blanco, neutro, abstracto como si quisiera apuntar a una voluntad de metamorfosis permanente que la técnica y los modelos de vida del sujeto y cyborg contemporáneo parecen propiciar.

Tal vez con el tiempo las preguntas con que se iniciaban estas notas resulten del todo fútiles y prescindibles. Así lo espero.

Proyección monocanal, MiniDV Pal, 05:10
Banda sonora original
2001-2004

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…