Miembros de la prensa obrera del país, visitan el Banco de Sangre Cubano para ofrecer su contribución.

Durante la primera guerra mundial ya se poseían los descubrimientos de Landsteiner, y el empleo de citrato de sodio como anticoagulante, lo que permitió el almacenamiento y conservación de la sangre y por tanto su uso en heridos y traumatizados de guerra.
Con el almacenamiento y conservación de la sangre, se asistió a la fundación de los primeros bancos de sangre en casi todos los países, fundamentalmente a partir de la guerra civil española.
En 1931 se empleaba sangre de policías voluntarios, bomberos y de profesionales que la vendían y en 1932 los bancos de sangre en los Estados Unidos cada vez que un enfermo recibía 500 ml de sangre, sus parientes debían donar 1000 ml o pagar 50 dólares por cada 500 ml., así trataban de tener siempre una reserva.
En Cuba nace la idea del banco de sangre en 1941 cuando la declaración de guerra a Alemania, Italia y Japón para ofrecer plasma a los aliados, se establecía en el Hotel Nacional (en aquel entonces bajo arriendo norteamericano) con la cooperación de laboratorios cubanos especializados, Comité de Damas Auxiliares y los donantes voluntarios del pueblo, así como las instituciones que lo desearan.
En este contexto de corrupción político-administrativo explotación del hombre por el hombre y la no atención a la salud, también encontramos una sangre comercializada, pues el hombre vendía ese líquido tan preciado, vendía su brazo para resolver el problema material tan grave que poseía.
El nuevo enfoque de Marx y Engels, expuesto desde su temprana obra La ideología Alemana (1846) dice que los hombres establecen diferentes relaciones, pero que de todos ellos las más importantes son las relaciones de producción, relaciones que son necesarias e involuntarias, por tanto materiales y estas relaciones se codifican en un sistema que se levanta por encima de ellos en el sistema político, en sus norma morales, artísticos etcétera, y que estas relaciones de producción son la base de las ideas y la vida espiritual del determinado período en que estas existen.
En 1945 se inaugura el Banco de Sangre Cubano en la calle 17 en el Vedado. En 1949 se trasladó para la calle Línea, desde donde pasó, en octubre de 1958, al Edificio del Seguro Médico en la calle 23 en el Vedado.
Debemos mencionar, las transfusiones realizadas en los años 1957 y 1958 en la Sierra Maestra y dar a conocer que los frascos de sangre y plasma solo los obtenían al derrotar a las tropas de la tiranía en los diferentes combates, por lo que el Banco de Sangre Cubano respondía a los intereses de la clase dominante y el gobierno existente no estando al servicio del pueblo todo el potencial posible de aquella época.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…