Pablo Mediavilla celebra el gol de Ramos de la final de Lisboa en su hotel de Kiev. Pocos minutos después, y debido al escándalo que montó, varios milicianos subieron a la habitación. LOL.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…