En 1996, Oliver Behrmann alquiló como estudio y vivienda el piso bajo de un edificio situado en frente de la plaza de toros de Santa Cruz de Tenerife. Como la casa de al lado estaba abandonada, decidió okuparla abriendo un boquete en la pared y poniendo una nevera desfondada como puerta. Algunos fines de semana se celebraban fiestas en donde venían más de 300 personas mientras tocaban grupos alternativos de aquella época. La “Casa de la nevera” fue un espacio semipúblico, en donde se realizaron multitud de eventos en plena gestación de las diversas subculturas que se estaban gestando en los años 90 en Tenerife. Tras un litigio de más de 6 meses con Alcohólicos Anónimos, que tenían su sede en la planta de arriba, Oliver fue expulsado de esta casa.

Más información: facebook.com/groups/90371696738/

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…