En un paseo por el interior de Gran Canaria, en los días de Febrero de 2010, después de las borrascas, he podido comprobar que la lluvia es algo más que agua. Las presas de las Niñas, de la Sorrueda y de Chira están a tope, a la de Soria le falta aún bastante porque su capacidad es muy superior, pero el agua ha dejado un paisaje espectacular en su recorrido por los barrancos hacia los embalses, o hacia el mar; algo muy difícil de describir sólo con palabras.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…