La zombificación se produce en un plazo muy variable, dependiendo en gran medida de la forma en la que el virus ha sido transmitido (herida fatal, herida leve u otro medio de transmisión) así como de la constitución de la persona afectada. De esta manera dicha progresión se puede producir entre 5 minutos y varias horas, incluso días, después de la inoculación del agente zombificador

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…