El Ensemble Le Pifié Nac&Pop es un trío formado por Matías Keller Sarmiento (percusión, vibráfono), Marcelo Serena (guitarra) Qarla Lucero (voz) que explora formas no convencionales de construcción sonora del espacio social utilizando como herramienta la improvisación grupal de forma que la dinámica del hecho musical depende básicamente de la complementariedad de las expresiones en juego, donde nadie en particular es dueño de la situación (nadie “dirige”) y cada uno de los integrantes es estímulo del otro y viceversa y si en el curso de la acción grupal surge una forma musical convencional, esta es llevada adelante por todo el grupo dado que nadie impone a nadie una obligación “musical”. En este punto vale aclarar que las “formas convencionales musicales” que elegimos para recrear libremente son el Folklore Nacional y Latinoamericano y el Tango.

Improvisamos tratando de funcionar grupalmente fuera de las restricciones de reproducir tal o cual género musical con sus respectivos códigos y estructuras, sin un marco establecido a priori, diferencia fundamental con la improvisación en el Jazz, tal vez el género musical más difundido y por lo tanto, el más representativo. Cuando un músico de Jazz está improvisando conoce a la perfección las fronteras del género y sabe qué es lo que puede y no puede hacer sin salirse de dichas fronteras. La característica más significativa de la improvisación convencional es de ser individual. De esta manera, desarrolla las habilidades individuales necesarias para sostener un tipo de lenguaje en la interacción individual con otros músicos que dominan el mismo lenguaje y por lo tanto no corre el riesgo de la imprevisibilidad.

Si tenemos en cuenta que “el riesgo” existe en tanto y en cuanto se persigue un determinado fin, en este caso, el fin que se persigue es lo que culturalmente hemos entendido por hecho musical. Dicho de otro modo, qué es música y qué no. Si entendemos por música la validación histórica de los discursos escritos durante los últimos siete siglos, entonces el riesgo existe y por lo tanto no hay solución. Si por el contrario, asumimos que esos discursos son solo una parte de la historia y que tenemos profundos desconocimientos hacia atrás en el tiempo, entonces podemos plantear un hecho musical diferente. En este punto vale la pena recordar que hace un año aproximadamente se descubrió una flauta de 35.000 años de antigüedad, lo que equivale a decir que la especie manipulaba los sonidos aún antes de que naciera el lenguaje!!!

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…