Esta performance ha sido realizada durante el festival Alamedeando en Sevilla.
La artista entra con un cáliz lleno y una ostia, se acerca de una mesa. Empieza
sin nunca hablar los gestos que hace un cura durante la misa. Saca un tampón
lleno de sangre de su entrepierna, mezcla el agua y la sangre. Termina la misa
comiendo la ostia y bebiendo la sangre de su regla.

alinep.eu

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…