¿Qué ocasionó el llanto de Jesús? No llora por la muerte de su amigo Lázaro, ni por la tristeza de Marta y María. Llora por la incredulidad de quienes están en su círculo más intimo. Este mensaje es para los que dicen “¿Sabe? Si el Señor hubiese intervenido, yo no tendría las crisis que estoy teniendo”. Dios no ha cambiado, y si Él ha intervenido en tu vida en el pasado, volverá a hacerlo ahora. Pero tú debes primero hacer tu parte. ¡Mueve la piedra! ¡Dale al Señor tu voto de confianza! Un mensaje retador.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…