Villa María fue mandada a construir en el año 1907 por Mariano Viñas, en homenaje a su hermano, el tenor Francesc Viñas; de allí los espacios circulares y semi-circulares, apropiados para los ensayos y el lucimiento de la voz del tenor.

Francesc Viñas Dordai, nació en Moya (Barcelona), el 27 de mayo de 1863, y murió en Barcelona el 14 de julio de 1933. De origen humilde, fue pastor en su niñez, pero siempre manifestó inclinación por la música. Le llegó su gran oportunidad en 1888, cuando el maestro Goula le ofreció cantar Lohengrin en el Teatro Liceo de Barcelona. Un año después debutó con la misma opera en la Scala de Milán y su exitosa carrera se desarrolló en los principales teatros del mundo: Turín, Roma, Madrid, Lisboa, el Covern Garden de Londres, el Metropolitan de Nueva York. La Reina Isabel de Inglaterra lo nombro Sir, y recibió aplausos y homenajes en todos los lugares donde actuó.

Los hermanos Viñas eran simpatizantes activos de las ideas republicanas; se dice que el mismo Josep Tarradellas –un renombrado político republicano, catalanista y de izquierdas, uno de los “padres de la patria catalana”- se escondió en el zulo, –bajo las escaleras, de Villa María durante la caída del gobierno republicano al final de la guerra civil.

También cuenta la historia oral, que hace algunos años, uno de sus ocupantes recibió la visita de un monje budista, al que apremiaba su partida en breve tiempo; este solicitó permiso para enterrar sus cenizas cuando dejara este mundo. Se encuentran a uno de los lados del túnel al final del jardín (convertido ya en abono de las plantas que abundan por allí).

Además de una calle que lleva su nombre, aún se celebra en Barcelona el concurso de música de nuevos talentos Francesc Viñas, cuyos primeros se realizaron precisamente en esta casa. Algunos de sus descendientes viven aún en Vallvidrera.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…