Como afirmó con la mayor claridad la voz del mercado financiero alemán, el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), la bancarrota de Bear Stearns marca el momento en que el presente sistema monetario-financiero mundial entra a la fase terminal de desplome hiperinflacionario de esta crisis de desintegración que empezó a fines de julio pasado. Ahora bien, existen tres medidas fundamentales que hay que tomar más o menos de inmediato, antes de que la situación en Estados Unidos de América y en Europa Occidental se torne desesperada; son las tres clases de medidas que ya he planteado antes, y quienes sigan resistiéndose a su adopción, caerán ahora rápidamente en la categoría de incompetencia conocida como “caso clínico”. 1. Hay que adoptar y poner en acción de inmediato mi ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda de 2007; si no, la situación de EU pronto se volverá desesperada. 2. Debemos establecer un sistema crediticio de dos niveles en el que, a) se proporcione crédito del Gobierno estadounidense para programas de recuperación físico-económica a 1 o 2% de interés; y, b) circulen más o menos con libertad otras emisiones para la inyección de crédito. 3. El Gobierno de EUA tiene que acudir ahora, de inmnediato, a los Gobiernos de Rusia, China, India y otros países para el establecimiento expedito de un sistema internacional de tipos de cambio fijos, de emergencia, que acabe con el ahora irremediablemente quebrado sistema de paridades flotantes.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…