Filipenses 4:4 dice "Regocíjense en el Señor siempre. Otra vez les digo regocíjense". ¿Cómo podemos recogijarnos cuando todo el mundo a nuestro alrededor se está cayendo. ¿Cómo nos regocijamos cuando no tenemos trabajo o un ser querido está enfermo? Alejandro Alvarado nos comparte lo que es tener paz y regocijo aún en medio de la tormenta. Al final del mensaje, Wagner Artavia nos comparte su testimonio y cómo es vivir este mensaje en la vida diaria.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…