Poner los langostinos a hervir con agua de mar (o agua salada). Después, pelarlos y ponerlos en el plato con un buen chorro de aceite de olivos milenarios del Territorio del Sénia al que se le habrá puesto durante unas horas láminas de trufa negra.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…