Fefo Nieves lleva más de la mitad de los años que suman su vida empleado en el Ayuntamiento de Arrecife. Adscrito a la concejalía de Festejos, las dos últimas décadas se ha encargado de coordinar las fiestas de este municipio. Este jueves, acaparado por el montaje del ‘recinto de actividades’, se tomaba un respiro para recordarnos que: “Nosotros tenemos mucho civismo. Aquí siempre hemos celebrado los carnavales más tranquilos de Canarias”.

Salpreso.com
[Viernes, 13 de febrero de 2009]

- Sobre el traslado del Carnaval de Arrecife desde el entorno de El Almacén a la explanada del recinto ferial, ¿cuál es su opinión?

- La gente piensa que es por los vecinos. Mi posición no era por los vecinos sino por la seguridad de la gente. Si tenemos en cuenta –para situarnos- que para llegar desde donde se montaba el escenario hasta el bar de copas que hay en la esquina se tardaba cuarenta y cinco; esto quiere decir que si a una persona le pasaba algo en esa zona era imposible salir de ahí. Luego, por otro lado, el acceso de ambulancias, policía, etcétera, a esa zona también era muy difícil debido a que la gente aparcaba donde quería -en fiestas no se respetan mucho las señales y, tampoco se es muy estricto con los malos aparcamientos- y al final lo que se conseguía era un colapso total de la ciudad y de las fiestas. Y un peligro, para nosotros que trabajamos metidos allí dentro y para los ciudadanos. Mi valoración de la fiesta aquí es sumamente positiva porque vamos a tener un espacio abierto donde hay cuatro ambientes completamente diferentes y la gente puede elegir. Y una cosa muy importante que hay que tener en cuenta: el desfile de carrozas y la sardina acaban aquí. Antes, la gente si quería bailar tenia que ir desde aquí hacia El Almacén, el parque Ramírez Cerdá o la zona de La Pescadería, y se enfriaba. Ahora se pueden quedar aquí porque el baile va empezar justo cuando acaba el desfile de carrozas y la sardina.

- Organizar el montaje de un recinto de estas características, ¿es fácil?

- Todos los montajes son difíciles porque se hacen en un espacio donde no hay nada y ahí hay que sacar una cosa que sea agradable para la gente que viene a participar. Supone movilizar mucha gente y algunas infraestructuras que no tenemos aquí y que, unas se traen porque entra dentro de las posibilidades económicas del Ayuntamiento y las otras, como es el caso de los decorados, se fabrican reciclando mucho. Al final, el montaje de las infraestructuras siempre es complicado aquí y en cualquier sitio. Es decir, en las zonas de allá era muy complicado hacer el cierre de calles. Recuerdo que en la zona de La Pescadería, cuando la gente estaba bailando, siempre pasaba el coche de la policía; aquello es una calle y no se podía cortar. Es muy complicado montar los ventorrillos para no molestar; cuidar de no ponerlos delante de un negocio o de una casa. Aquí no hay problema ninguno. Entiendo que la infraestructura es complicada, pero para nosotros aquí es más fácil que allá.

- ¿Cómo es el Carnaval de Arrecife?

- El carnaval nuestro es cultura. Nosotros somos el primer carnaval cultural de Canarias. En febrero se amarraba la flota más importante de Canarias, es decir, dejaban de trabajar en una época muy complicada –hablamos de hace 350 años- para que la gente participara en el carnaval. El Almacén tiene, exactamente, veinte años organizados por el Ayuntamiento. Luego tiene cinco que organizaba César dentro de su local, pero eran fiestas privadas en las que había mucha gente y a las que era muy difícil acceder. Desde hace veinte años si que se hacía en la calle.

- La organización del carnaval de este municipio, ¿le quita el sueño?

- A mi me quita el sueño una semana o diez días antes del carnaval. Luego, una cosa muy curiosa, me enfermo del estrés cuando acaba el carnaval; el cuerpo se me relaja y ya no puedo dormir... Yo realmente me relajo cuando empieza el pregón; sigo activo pero me quito de arriba un veinte por ciento de peso.

- Fefo Nieves, ¿es carnavalero?

- Yo fui carnavalero y estuve en una comparsa muchos años, la primera que bailó en el Carnaval de Las Palmas, en lo años ochenta y pico. El hecho de trabajar en Festejos me ha quitado las ganas de ser carnavalero. Me encantaría ir a los carnavales de Cádiz porque no he estado nunca y creo que son diferentes y podemos aprender mucho de ellos. Aunque el carnaval nuestro, no cabe duda, es un carnaval caliente. Ellos no tienen lo que nosotros tenemos ni lo van a tener nunca pero tampoco tenemos nosotros lo que tienen ellos. Es importante ir allí.

- ¿Reconoce el Ayuntamiento el esfuerzo de todos sus trabajadores en el Carnaval de Arrecife?

- Trabaja mucha gente con nosotros, de obras, de electricidad, todo el personal del Ayuntamiento, los de prensa, los que limpian las calles cuando nosotros nos vamos, etcétera. A esa gente se les exige mucho en estas fiestas y, a veces, somos un poco ingratos con ellos.

- Sobre el Carnaval de Arrecife 2009, ¿qué destacaría?

- Este año el concejal ha marcado que el carnaval no tenga temática y algunos no lo entiende. La temática obliga a la gente a hacerse disfraces nuevos y si no pones, la gente saca del baúl lo que tiene y se disfraza, y eso es un ahorro de dinero. Luego, el civismo. Nosotros tenemos mucho civismo. Aquí siempre hemos celebrado los carnavales más tranquilos de Canarias. Lo que ha pasado en las verbenas ha sido lo clásico: niños que se echan dos copitas de más y tienen un rollito etílico; un señor que se cae y se rompe un pie; o una señora que le da una fatiga. Nosotros somos un pueblo muy cívico en carnavales.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…