Contemplamos un panorama muy sintetizado de lo que es hasta el momento la obra de Felipe de la Torre, que nos sigue atrapando con sus innumerables temas, con la maestría de su línea, sus numerosos recursos y su técnica; siempre sorprenden sus lenguajes que acarician o agreden, su deseo o su dolor, su gusto o su tristeza, su vacío… su plenitud. Paisajes desnudos y filosos y los otros, los animales, los complejos, los de la paz, los que traspasan sus propios recuerdos, sueños y pesadillas, oníricos fantasmas retratados hasta lo más recóndito, siempre sorprendiendo. La versatilidad del artista comunica su pasión por la gente, por su entorno, por la vida, que así lo presenta, variando los tonos y las sensaciones, llenando huecos, vaciando espacios, nos cuenta un cuento o muchos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…