Esta es la historia de alguien que ya conocen, o tal vez es su historia:
alguna vez ha estado de frente con su doctor y recibe esas espantosas noticias:
¨te quedan 6 meses de vida¨, ¨te vamos a amputar las piernas¨, ¨te vas a quedar ciego¨, o la mas común de todas:
¨eso no tiene cura, lo siento mucho pero tiene que aprender a vivir con eso¨.

Esta es la historia de 8 costarricenses, de diferentes generaciones y antecedentes culturales, que sufrieron esta situación y a pesar del dogma médico, están aquí.
Le ganaron a su diagnóstico y todos tienen algo muy importante en común, se “curaron” con comida, desde arroz integral y una dieta macrobiótica, hasta con el crudísmo,.
Cada quien es responsable de su cuerpo, y dentro de cada uno está la respuesta para estar saludables.
Para algunos estas respuestas serán más extremas que para otras ya que algunos están en peor estado físico y requiriendo algo verdaderamente drástico.
Aunque distintas, todas son historias de esperanza, de posibles alternativas, y ante todo, de éxito.

Queramos o no aceptarlo, somos lo que comemos y la importancia en tomar esta frase en forma seria podría ser la diferencia entre la vida y la muerte:

Alejandro se salvó de una muerte lente a causa de la diabetes.
Gaby, dejó de llevar a todas partes un botiquín medico, y ya no le duele ni la espalda ni la cabeza ni las piernas ni el estomago. No le duele nada.
Alicia no se tuvo que operar de piedras en la vesícula.
El doctor Díaz no se murió de leucemia.
Erika ya no toma antidepresivos, ahora toma fotos.
A don Antonio no se le ve ni un rastro de su soriasis en la piel. Su sábana ya no despierta ensangrentada.

¨La locura está en no darnos cuenta que la cura está en la comida¨.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…