El sax es una voz que me permite cantar sin tener que abrir los ojos ni confrontarme con mi propia timidez. La mayor parte del tiempo ha sido una experiencia solitaria, un acompañante en la búsqueda de algún eco que me de respiro al expresarse. Una forma personal de meditación, supongo.

Serán 3 improvisaciones, acompañado de registros del Espejo Plasmaht, de un viejo sintetizador analógico de los años 70 y de una tamboura eléctrica hindú.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…