Como decía Picasso, "la inspiración siempre me coge trabajando". Traducido a la fotografía de naturaleza, podríamos decir que, si pasas las suficientes horas en el campo, acabas encontrando recompensas imprevistas.

Eso es lo que me ha pasado estos días, en que andaba tras la pista del cárabo y he acabado topándome con un zorrillo más osado de lo normal. En esta época, los zorrillos jóvenes ya están correteando a su antojo, investigando y descubriendo nuevas zonas más allá de donde han nacido, y no es difícil encontrarse con algún ejemplar con más valentía y hambre de lo normal.

En este caso, después de cerciorarme de su presencia, coloqué algo de comida (restos de pollo y arroz) y esperé a que apareciera en la fototrampa que uso para aprender y conocer a los animales. El resultado son estas fotos y vídeo, que si bien no son de excesiva calidad, sí son un testimonio interesante de su presencia y costumbres. En el vídeo, además, se ve al zorrillo con una ligera cojera, a pesar de lo cual se valía perfectamente y siempre se muestra muy cauto, dejando siempre distancia con otros animales, por si le es necesario emprender una rápida huida.

Moisés Pérez para Petreraldia.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…