Cuando el disparate galantea con la virtuosa pauta, el infortunio más perverso está servido. Acto seguido una absurda intrepidez flojea el corsé y libera su asustada esencia, la lógica.

Por eso ¡Vialatte* es grande!

*Escritor del s. XX

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…