Éste es el relato de cómo, a través de la música, podemos expresar los sonidos de nuestra alma en comunión con los ruidos del mundo que nos rodea, sean de otros músicos, bocinas de autos o campanas de iglesias. Todo esto envuelto con hermosura del Blues y el gran talento de Gonzalo Araya y su armónica, mostrándonos la belleza del ruido y el alma de la música.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…