Sabena y Swissair son solo dos ejemplos de cómo una gran compañía puede caer de un día para otro. ¿La culpa? ¿Quién sabe? Pero que ya no vuelan en los cielos de Europa es un hecho. Directivos y sindicatos anacrónicos y totalitarios como Sepla ponen hoy en peligro la supervivencia de varias compañías españolas.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…