El teatro de las vanguardias comienza casi de forma simultánea en España y en Francia, gracias a la creatividad grotesca y transgresora de Apollinaire y de Valle-Inclán. Los jovenes autores del 27 cultivan el mejor teatro surrealista en esa y cualquier época: Alberti "El hombre deshabitado"; Lorca "El público" y "Comedia sin título". Nadie llama a Valle-Inclán expresionista, por no reducir su originalidad, pero el personaje de Lulú, creado por Wedekind y Alban Berg, podría integrarse en la odisea nocturna de "Luces de bohemia" junto a sus parientes hispánicos.
La experimentación teatral fue absolutamente aplastada por el golpe franquista, que impidió el regreso de Margarita Xirgu y arrastró a actores y técnicos de teatro y cine a México, principalmente. Rivas Cherif fue encarcelado y Max Aub pasó varios años en los campos de concentración del sur de Francia (Argeles) y Orán. Sin embargo, el abismo sufrido no le cegó. Transformó su memoria en fuente, la angustia en crítica y capacidad creativa. Uno de los barcos del exilio, aunque imaginario, fue el "San Juan" de Max Aub; el transporte que nunca llegó o que se hundió en el océano.
No obstante, el desenlace de este documental se dedica al monólogo de "Comedia sin título", en la voz de Juan Diego Botto, "Los abajo firmantes" (2003).

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…