Con la parábola del hijo menor, aquel que pide por adelantada su herencia a su padre para despilfarrarla, con esa conocida parábola Diego Centurión nos ofrece una visión sobre uno de los personajes de esta historia, esta vez el centro no es el padre de estos jóvenes, no es el hijo menor que se arrepiente y vuelve; el centro de esta palabra es el hijo mayor, quizás el personaje en el que menos se repara, con una enumeración de las características buenas y malas de este personaje, y con una visión detallada de la conducta de este hijo mayor; comenzamos a ampliar nuestro conocimiento y aprender nuevamente de esta bella parábola.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…