'Es verdad que existe la alegría... a veces'. Una de esas veces en que experimentamos la alegría de la forma más cristalina se produjo el año pasado, durante nuestra estancia en la isla de Sálvora, en las Rías Baixas (Galicia), donde mi tío Julio trabaja como farero desde hace 30 años. Viajamos a Sálvora con la intención de descansar unos días (así lo ilustré poco antes en un collage) y, de paso, filmar con mi cámara de super 8 un videoclip para una canción de Dos Gajos –el grupo de Juan Carlos Fernández y Esperanza Collado– de tono melancólico (la canción se llamaba Horas bajas, y finalmente no se incluyó en el último LP del grupo, Dos). Suponíamos que encontraríamos esa saudade en los cielos grises y el mar del norte, en las playas desiertas azotadas por olas gigantes, en las antiguas estancias del ala semiruinosa del faro, en la aldea deshabitada en un extremo de la isla, en las enormes rocas erosionadas por el viento... Sin embargo, desde el instante en que nuestra lancha atracó en el puerto, custodiado por la sirena de piedra, un repentino y radiante sol de invierno iluminó nuestros días y determinó sin opción nuestro ánimo. A la vuelta del viaje, Juan Carlos escribió esta preciosa canción, La isla, y las imágenes que filmé lógicamente viraron su rumbo hasta plegarse a ella como un guante. El video narra así nuestra llegada y el descubrimiento entusiasmado de ese lugar mágico.

Algunos datos técnicos y agradecimientos:

Filmado en super 8 con una cámara Canon 514XL y película Ektachrome de Kodak revelada en Wittner vía la tienda Chandal y telecinada en Ochoypico. Ana Pfaff (Dostopos) me ayudó a realizar el montaje que tenía en la imaginación.

Por Gloria Vilches

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…