Al igual que Penélope tejía y destejía, la princesa se trenza el pelo de día y se lo destrenza de noche, para volver a trenzárselo el día siguiente, esperando a lo que soñaba, que era que llegase su príncipe azul... y llegó

.¿A quien no le gusta soñar alguna vez con cuentos de princesas y caballeros?  Además en tiempos de crisis soñar es gratis, jeje :-)

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…