Los impuestos que pagamos a través del IRPF van a una “caja común” desde la que se financian tanto la deuda, los gastos militares o de la iglesia como la construcción y el mantenimiento de hospitales, centros sociales, escuelas o infraestructuras necesarias. Si a esto añadimos que los recortes en lo público que realizan estos gobiernos al servicio del capital llevan precisamente a la reducción de los fondos dedicados a inversiones sociales, podemos deducir que la disminución de recursos derivada de la insumisión fiscal va a recaer sobre la educación, la sanidad y las prestaciones sociales y no sobre la deuda o los gastos policiales

No conformes con el actual sistema tributario, ni con el destino dado a las cantidades recaudadas, defendemos la necesidad de crear mecanismos que eviten la acumulación de la riqueza y de otros que sirvan para su redistribución. Creemos, independientemente de la forma de organización social, en la necesidad de contar con instrumentos que sirvan para obtener los recursos suficientes para cubrir las necesidades de toda la población por medio de bienes y servicios comunes cuya gestión sea democrática y participativa.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…