Visita: protegeatushijos.org/

El vídeo de 'The Next Day', el sencillo que da título al álbum con el que el músico británico puso fin en marzo a una década de silencio, transcurre en un sórdido bar cargado de imaginería religiosa, sangre, flagelaciones y sexo. En ese escenario actúa con su banda Bowie, vestido como un profeta, y por él desfilan prostitutas, clientes, monjas y hasta un cardenal al que rinden pleitesía los sacerdotes que visitan el garito.

Uno de estos curas, pendenciero y chulesco, está interpretado por Oldman, que se marca un intenso baile con Cotillard, a quien después le sangran las palmas de las manos en señal de santidad, en referencia a uno de los estigmas de Jesucristo. El vídeo ha sido creado por Bowie, de 66 años, y dirigido por la italiana Floria Sigismondi, realizadora de otros muchos trabajos para artistas como Leonard Cohen, Kate Perry o The Raconteurs.

Cuando el sacerdote Oldman ve en el suelo a la bailarina Cotillard sangrando se vuelve hacia el "mesías" Bowie y le grita: "¿Lo ves? Esto es culpa tuya, ¿Y tú te haces llamar profeta?". El videoclip finaliza con varios de los principales personajes reunidos en torno a David Bowie, sobre el que cae un haz de luz y que, desde un altillo, dice antes de desaparecer: "Gracias Gary, gracias Marion, gracias a todo el mundo".

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…