El uso de quimioterapia y radioterapia durante el proceso de acondicionamiento de un paciente que va ser sometido a un trasplante de progenitores hematopoyéticos, somete al paciente tras el trasplante a un periodo de profunda inmunosupresión. Tiempo durante el cual, el paciente es susceptible de sufrir infecciones oportunistas de diferente etiología generando así un riesgo vital en el individuo. Ante este hecho el desarrollo de nuevos protocolos de Inmunoterapia con linfocitos T citotóxicos específicos de antígeno, mejora la supervivencia y las condiciones de vida del paciente a corto y a largo plazo tras el trasplante.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…