Hay mil maneras con las que puedes describir a alguien, sobre todo si ese alguien es uno mismo. Creo que en mi caso, como hubiera empezado a autohalagarme de principio a fin ya que por suerte o por desgracia mi abuela ya no está para retorcerme la nariz mientras me soltaba una retahíla de palabras biensonantes, la opción audiovisual era la más precisa. Ahora entendéis el por qué de mi voluminosa nariz.
También he decir a mi favor, sobre todo a favor de mi profesión, que una imagen vale más que mil palabras. Todo un tópico pero una verdad como un castillo. En este caso, son miles de imágenes consecutivas que a su vez, generan una serie de imágenes sobre la persona que a su vez, incitan a adorar a la misma, en este caso casualmente, a mí.

Bromas aparte, digo, pienso, confirmo y reitero: Creo en los vídeos y en la fotografía porque no hay mejor manera, en los tiempos que corren, de hacer de una historia algo ameno e intenso a partes iguales.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…