Miércoles 3 de julio - Devoción Matutina para Jóvenes 2013 - No te fijes en las apariencias

Cuando llegaron, Samuel se fijó en Eliab y pensó: "Sin duda que este es el ungido del Señor” (1 Samuel 16:6).

Este es un problema humano de profundas consecuencias: dejarse llevar por las apariencias.
Evaluamos a las personas por su exterior: su color, la estatura, el porte, la vestimenta, el aspecto. Pero esto es incorrecto en muchos sentidos.
Con frecuencia. Dios usa a personas sencillas para hacer una gran obra, como fue el caso de William Miller, pero nosotros no siempre entendemos los caminos de Dios. La experiencia de Timothy Colé, pastor de la iglesia de la Conexión Cristiana, de Lowell, Massachusetts, ilustra este hecho. A fines del año 1830, Colé escuchó hablar del notable éxito de Miller como predicador y lo invitó a una semana de reavivamiento en su iglesia. Fue a recibir al famoso evangelista a la estación; esperaba ver a un caballero vestido a la moda, cuya apariencia estuviera a la altura de su reputación.
Colé observó cuidadosamente a todos los pasajeros, pero no vio alguno que se adaptara a la imagen mental que se había formado. Finalmente, un anciano medio tembloroso bajó de uno de los coches. Para consternación de Colé, el "anciano" resultó ser Miller. En aquel momento se arrepintió de haberlo invitado. Alguien con la apariencia de Miller, pensó, no podía saber mucho de la Biblia.
Bastante apenado. Colé condujo a Miller a la puerta trasera de su iglesia, le mostró el pulpito, y se sentó entre la congregación. Miller se sintió un poco incómodo, pero de todos modos continuó con el servicio. Pero si Colé se llevó una mala impresión con la apariencia de Miller, no ocurrió lo mismo con su predicación. Después de escucharlo durante quince minutos se levantó de en medio de la congregación y fue a sentarse detrás del predicador en la plataforma. Miller predicó durante toda la semana y volvió al mes siguiente para una segunda serie. El reavivamiento fue un éxito. Colé mismo aceptó las enseñanzas de Miller y decidió proclamar el mensaje adventista.
El hecho claro y llano es que Dios puede hacer grandes proezas con gente corriente. El periódico Maine Wesleyan Journal describió a Miller como un "simple campesino”, pero informó que "lograba captar la atención de su auditorio durante una hora y media y hasta dos horas". Por tanto, lo importante no es el instrumento humano, sino el mensaje.
Nunca mires solo lo exterior. No te equivoques como el profeta Samuel, quien se dejó llevar por las apariencias a la hora de elegir un rey para Israel. Asimismo, Miller era una persona sencilla pero con un poderoso mensaje. Dios lo usó y puede usarte a ti también si se lo permites..

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013
¿SABÍAS QUE…?
Por: Félix H. Cortez
__________________________________________________
Visite nuestra web: DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: youtube.com/jespadillchannel
Vimeo: vimeo.com/jespadillchannel
__________________________________________________

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…