EL ASADOR DE CÉSAR

Mi padre, César, pensaba que me iba a hacer cargo de su asador en Ecuador, pero cuando cumplí los 20 años me fui a Alemania y me hice vegetariano.

Diez años después, cuando mi padre me llama por primera vez, me cuenta que su asador está en la ruina, que debe dinero a varios prestamistas y al banco, y que hace más de dos años que no paga el alquiler. Y de repente, el mundo ecuatoriano que creía tan lejos está al alcance de mi mano. Entonces intuyo que salvar el restaurante puede convertirse en nuestro primer proyecto común.

Lo que empieza siendo un debate absurdo sobre horarios de apertura, tablas de excel y precios mayoristas, se convierte en un conmovedor drama familiar con mucha música y canto.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…