Es una de las Primeras casas del barrio de Saavedra, quedo deshabitada, las plantas se desarrollaron, las arañas tejieron incesantemente, unos gatos encontraron descanso y la quietud reinó.
Luego de un intento de incendio, muchas personas abrazaron la casa para darle nueva vida, amor, calor y entretejer junto con las arañas relaciones, historias, compartir sabiduría y comidas. El antiguo piano volvió a vibrar y la danza continua...

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…