Sábado 3 de agosto - Devoción Matutina para Jóvenes 2013 - Confiar en las promesas

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho:
"Nunca te dejaré; jamás te abandonaré" (Hebreos 13:5).

No sabemos por qué algunas personas sufren más que otras y, porque no lo sabemos, todavía sufrimos más, especialmente cuando nos comparamos con otros a quienes, al parecer, siempre les va bien. Eso le pasó a Mary Stevenson.
Mary nació el 8 de noviembre de 1922 en la ciudad de Pensilvania, Estados Unidos. Su madre murió cuando ella tenía seis años. Durante la Gran Depresión, su padre tuvo que criar a sus hijos sin ayuda. Mary vivió en medio de grandes dificultades.
Durante su adolescencia escribió un poema que se inspiraba en las diferentes cosas que habían afectado su vida y quiso compartirlo con otras personas que quizá habían sufrido lo mismo. El título de aquel poema era "Pisadas en la arena". Es muy posible que lo hayas leído. Es bastante conocido.
A los 16 años, Mary se casó con un hombre que abusaba de ella. Debido a eso, se fugó junto con su hijito y se refugió en una reserva "indígena" cerca de Claremore, Oklahoma.
Más adelante perdió a su hijito y luchó varios años intentando recuperarlo. Volvió a casarse alrededor de 1950 con un caballero llamado Basil, a quien llamó "El amor de mi vida".
Fue en aquella época que vio impreso por primera vez su poema "Pisadas en la arena", pero se le atribuía a un autor anónimo. Varios abogados le aconsejaron no intentar atribuirse la autoría, ya que no tenía pruebas para reclamarlo. Luego le tocó luchar contra la poliomielitis, y más tarde su esposo sufrió un grave accidente.
En enero de 1980, Basil murió debido a un problema cardiaco. En ese momento Mary decidió mudarse de la casa que habían compartido durante 25 años. Mientras preparaba la mudanza, halló una vieja maleta llena de poemas que había escrito a lo largo de los años.
Halló una copia manuscrita del poema con la fecha de 1939. Un experto determinó la validez del documento y con él pudo reclamar la autoría del poema.
Al final el sol brilló de nuevo sobre el oscuro camino de su vida. Entonces comprendió que era verdad lo que ella había escrito en el último verso del poema. Mary Stevenson murió en 1999. Comprobó la veracidad de la promesa de Jesús: quienes permanecen a su lado nunca estarán solos. ¿Puedes sentir la presencia de Dios en tu vida?.

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013
¿SABÍAS QUE…?
Por: Félix H. Cortez
__________________________________________________
Visite nuestra web: DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: youtube.com/jespadillchannel
Vimeo: vimeo.com/jespadillchannel
Devoción Matutina en audio:
Soundcloud: soundcloud.com/jespadill-channel
__________________________________________________

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…